lunes, 21 de noviembre de 2011

ATRAPADOS EN AZUL

Mi gata mira al otro lado del cristal, donde comienza el mundo, la mañana duda entre trazos de gris y jirones de sol y  la tinta que mancha los periódicos habla de una nueva era. La derecha ganó. No hubo espacio para la sorpresa y en las barras de los bares anoche cundía cierto clima de indiferencia. En la calle, a la intemperie, fumaban los indecisos. Toca decir algo, supongo. Pero ¿qué? Bien, han ganado. Le queda ahora a la izquierda socialdemócrata la tarea de reinventarse si quiere sobrevivir. Le queda a la izquierda de la izquierda gestionar su minúsculo éxito (¿11 diputados frente a la apisonadora de una mayoría absoluta?). Le queda a los activistas callejeros del 15M reanudar su trama y atraer de nuevo para su lucha a las clases medias y no dejarse enredar en el marginalismo de esos grupos que, estos días, se ensucian los pies con acciones y mensajes confusos.
Han ganado y toca emprender la contraofensiva. Al PSOE urge una refundación ideológica y generacional que pueda atraer a tantísimos desencantados que, no sin razón, opinan que el discurso socialdemócrata ha sido aparcado por orden de frau Merkel. A IU todavía le queda la asignatura pendiente de curar su dogmatismo y aspirar a ser partido de gobierno y no permanente buzón de quejas. A toda la izquierda le toca reubicarse en un panorama mediático absolutamente dominado por la derecha y, en gran parte, por la extrema derecha.
Y para todos esos tertulianos y grandísimos periodistas que durante estos meses se han deshecho en cucamonas y requiebros hacia Rajoy y los suyos, mi más sincera enhorabuena. Es vuestro momento. Ahí están, por fin, a vuestro alcance: gabinetes de prensa, programas en radios y televisiones públicas, tribunas... Ah. Dios, qué oficio de mendigos. Pero, bueno, es lo que hay, tampoco vale enfandarse. España y yo somos así, señora.
En fin.
Hubo noviembres más fríos, todavía es otoño, mi gata mira al otro lado del cristal, donde comienza el mundo, y descubre un brillo de nubes que se agitan, cae una hoja, toda esa poesía otoñal, no quiero insistir, han ganado, sí, pero es que la lucha no se desarrolla en el parlamento, está en las calles, las urnas ya no valen, lo ha dicho Merkel, así que tenemos derecho a preservar nuestros sueños hasta que llegue la primavera.

7 comentarios:

  1. Da miedo ver el color azul de toda España, pero ya se sabe la derecha siempre ha estado unida, la izquierda o lo que queda de ella dividida.
    Tendremos que aprender a vivir cuatro años con ellos, o más ya he perdido la cuenta de los años que nos gobiernan en Valencia, que no los tiramos ni con aceite hirviendo. Seré positiva y pensaré solamente en cuatro años.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Sabes que es lo peor de que la derecha haya ganado? a parte de que haya ganado...es que la gente la ha votado ni siquiera por convicción..a mi me deja la sensación de que ha gando por no votar al PSOE es un castigo al PSOE, por votar la contraria...
    y lo jodido de esto es que el pueblo no termina de asumir su responsabilidad...que es mucha.
    A mi se me ha quedado una frase que has dicho por twitter...que era algo así como "votad a la izquierda y al día siguiente siga la lucha en las calle"
    y es eso..es ser coherentes y condescendientes con lo que se vota...
    esto de ahora ha sido "a ver este que hace"...como si el pueblo solo tuviera la responsabilidad de ser un simple espectador.
    y no es así, yo creo que se tenía que volver a votar a la izquierda y esta vez asumir la responsabilidad de gobernar que nos toca...
    Los gobiernos no son libres frente a un sistema capitalista con economía neoliberal (que veremos en que termina después de esta crisis)... y menos lo van a ser con la ceguera e irresponsabilidad de los pueblos.
    Votar, exigir y apoyar...

    Perdona pero estas cosas me superan

    ResponderEliminar
  3. Ese debería ser el gran cambio que debería entender y protagonizar un partido socialista (podría ser el de nuestro país) hacer que la lucha de la calle llegara de verdad al Parlamento. Ahora existen, por primera vez en la historia de la humanidad, los medios técnicos, para conseguir que las clases dirigentes fueran de verdad los portavoces directos de la gente. Una democracia directa se acerca mucho más a una verdadera democracia, esa debería la gran revolución qued debiera encabezar el PSOE, me temo que no será así, pero quién sabe, quizá esa semilla se pueda plantar ya.

    ResponderEliminar
  4. Se cumplieron los peores pronósticos: De nuevo ganan las derechas. Siento la escarcha enraizando en mis sienes, los escalofríos que anticipan un invierno que se me antoja complicado. Otro año amargo en política, un nuevo annus horríbilis, la toxicidad en el aire.

    Pero bien sé que en la despensa cuento con una buena colección de contravenenos: esos versos siempre dispuestos a soñar futuro, las preguntas que oxidan utopías, el propósito de salir a desgastar suelos de plazas y avenidas, el flamear de los abrazos, y volver a enamorarnos.

    ResponderEliminar
  5. Hola Daniel, te escribo desde Chile, aquí estamos gobernados por la derecha, esa derecha cruel q no nos ha recortado nada en dinero, pero si en liberta de expresión, nos ha recortado la cultura. Sabías q desde el 2012 está prohibido enseñar artes y música en los colegios de pre-básica y básica. El año pasado nos quitaron las horas de historias, no todas, dijo Piñera: simplemente es mas importante la matemática q la historia.

    Todo lo ven asi de simple, y claro, porq un pueblo con historia es un pueblo con memoria y hasta eso nos quieren quitar.

    Acá tb la gente votó por la derecha para castigar a la concertación y pfff yo me pregunto: Es q acaso a los politicos les duele nuestro castigo?? PUES NO!!! no les duele nada, lo q menos les importa es estar en el gobierno si total igual nos van a cagar la vida, nos seguiran robando y el pueblo cada vez será mas y mas pobre, asi q la gente q vota por la derecha como castigo a la izquierda, estan equivocados, los únicos perdedores es el pueblo, ese pueblo q lucha día a día para salir adelante, ese pueblo q en Chile, se endeuda para q sus hijos puedan ir a la universidad, ese pueblo q paga lo q no tiene por un derecho a la salud. En fin creo q podría estar toda la noche enumerando tantas cosas.

    Un gran abrazo desde Santiago de Chile.

    Pd: soy la niña a la q le grabaste un video en la fnac de sevilla :)

    ResponderEliminar
  6. No me parece que sea minúsculo el logro de 11 Diputados por parte de Izquierda Unida. Deberían haber sido más, pero evidentemente no ha sido así. No hemos perdido lo bastante como para que así sea.

    Lo que me parece un fracaso del Sistema es que, debiendo corresponderle 25, le correspondan sólo 11, por que, quienes cortan el bacalao decidieran en un momento establecer la Ley D'Hont. Y por eso hay que volver a pasear las calles y rebelarse. Volver digo, por que la Izquierda de la Izquierda ha seguido siendo práctica, y ha estado apoyando, en la calle, a los más desfavorecidos, a los ninguneados.

    La calle debiera ser suya en aplicación de la usucapión romana, es decir, por el mero de su uso continuado, de modo pacífico y sin interrupción.

    La derecha habrá ganado las elecciones, -buen marrón que se ha llevado, por otra parte, dada la coyuntura por la que atravesamos-, pero la derecha nos lleva gobernando hace ya unos años, al menos la derecha económica, las políticas de derechas. Por lo que aunque ahora nos apliquen unas políticas de derechas, por la derecha, no debiera extrañarnos.

    Que en la izquierda de la izquierda seamos muy nuestros, pues quizá sea cierto, y mientras la derecha van “todos a una”, que, muchas veces, constituyamos pequeñas ínsulas, puede ser, o será. Quizá sea por la tolerancia, o porque seamos muy nuestros, muy críticos.... yo que sé.

    Que la lucha está en las calles, es claro. ¡Tanto nos hemos dejado quitar!. ¡Tanto que tanto costó!, que difícilmente lograremos resistir.

    Si tu gata mira al otro lado del cristal, donde comienza el mundo, ¿porqué no la dejas que viva la Vida?. ¡Ahh! No me daba cuenta de que los gatos tienen 7.

    Seguimos caminando. Resistiremos.

    ResponderEliminar